No necesitas hacer dieta pero… ¿has considerado hacer dieta? Si eres tú quien lo decide, no deberías sentirte mal por hacer dieta. La pregunta de fondo es… ¿eres tú realmente quien ha decidido hacer dieta o son las ideas que te han metido en la cabeza?

Tener sobrepeso es una de las cosas más penalizadas hoy. El apremio por ser guapa y delgada es implacable. La necesidad de ceñirse al canon, irrefrenable. Desde Mujer Woman no sólo denunciamos el ‘body-shaming’ sino que condenamos la constante dictadura del mundo de la moda. De todos modos, aunque seamos conscientes de que el físico no importa, quizá tú creas que necesitas hacer dieta, en ese caso lo apoyamos. Personalmente creemos que no hay mejor complemento que la autoestima. Si te apetece ser una zampabollos y estar todo el día con mantecados de Astorga en la boca no hay nadie legitimado para decirte que no lo hagas porque ya llevamos muchos años viviendo bajo el gulag estético de las dietas restrictivas que nos convierten en esclavas de nuestros opresores fascistas y patriarcales.

Tú decides, aquí solo te damos toda la información para que escojas la dieta que crees que te puede ir mejor para quitarte todos esos kilitos que te sobran pero que tampoco te quedan tan mal:

Frutos rojos

Por ejemplo, esas cartucheras, que desde nuestro punto de vista te empoderan, tu quizá podrías mirártelas y decir “¿Me las quito?”. Entonces, en ese caso (y esto es algo que tienes que decidir tú y solo tú) lo que tienes que hacer es desayunar un batido de vainilla y cereza. Basta con licuar un yogur natural (desnatado, excepto si a ti te da igual tener tobillazos) y media taza de leche de almendra avainillada. Intenta no picar entre horas y aguantar consciente hasta el brócoli con arándanos de la cena.


Dieta ‘Fast 5:2’

Se trata de comer de todo durante cinco días a la semana y reducir la ingesta a 500/600 calorías (dependiendo de si se es hombre o mujer) durante los otros dos. Nosotros no creemos que no poder enseñar el ombligo sea un problema, pero si tú crees que sí lo es, entonces no somos nadie para impedirte seguir esta dieta, que es súper efectiva y te dejará con el cuerpo que mereces. It’s your call, girl!


Dietas ‘low-fat’

Las dietas bajas en grasas son sencillas en teoría y consisten en la eliminación de alimentos con alto contenido graso, y en algunos casos su sustitución por otros denominados light. ¿Te hace falta? No. Realmente no te hace falta porque al menos estás sana. A nuestros ojos estás siempre estupenda y eso es lo más importante. ¿Estarías estupenda a ojos de uno de los diseñadores, supermodelos o celebridades que ocupan la portada de nuestro suplemento? Pues probablemente no, pero eso a ti no debe importarte. En el caso de que sí te importe, esta dieta puede ser una buena opción para ti.


Dietas ‘detox’

Existen infinidad de propuestas, variantes y métodos detox que parten de la consigna de que una alimentación basada en infusiones o zumos naturales de frutas y verduras es capaz de eliminar toxinas de nuestro organismo y conseguir, además, notables pérdidas de peso. Un peso que no necesitas perder porque deberíamos evitar ser víctimas de la tiranía de los cuerpos perfectos… De hecho, para nosotros tu cuerpo ya es perfecto si a ti te gusta como está.


Vomitar y no comer

Esta es la mejor. Yasss queeeen!