Así es la equipación de España para el Mundial 2018

EL LAZO AMARILLO EN APOYO A LOS PRESOS POLÍTICOS SERÁ OPCIONAL

El color rojo de la camiseta recuerda a los jugadores que son mortales (rojo = carne) y el azul de los pantalones es una referencia a su divinidad como jugadores (azul = cielo). De este modo, el mensaje del uniforme habla de unos jugadores que están a medio camino entre la gloria y su condición humana.

La equipación de la Selección para el Mundial de Rusia rinde homenaje a España, de ahí que incluya varias veces el escudo de España y la bandera de España y que ponga “España”.

Su Majestad el Rey ha besado personalmente todos los escudos bordados en las distintas prendas de la equipación: la chaqueta, la camiseta y los pantalones. Hará lo mismo con los miles de millones de equipaciones que se venderán en las tiendas para los aficionados.

Los jugadores de menor edad tendrán que esperar a que los jugadores de mayor edad dejen de usar sus chaquetas para heredarlas.

Al acercarse a la banda violeta se pueden leer los nombres de todas las víctimas del franquismo.

Como el precio de esta nueva camiseta es de 89 euros, Azpilicueta, Montreal y Odriozola tendrán que jugar con la vieja.

La inclusión de un escudo a media altura permitirá a los jugadores de los otros equipos que sean enanos identificar claramente a los jugadores españoles.

Todas las medias tendrán una pequeña navaja oculta. Hasta ahora los jugadores tenían que llevar la navaja en la mano, lo que dificultaba su juego. Ahora, en las jugadas conflictivas, podrán agacharse para hacer ver que se atan los cordones de las botas y, en un movimiento rápido, sacar la navaja y degollar al jugador contrario.

Los pantalones permiten tapar el pene por completo.

Y el ano.

Los jugadores podrán elegir entre el escudo de España o un lazo amarillo en apoyo a los presos políticos catalanes.

Si el míster así lo considera, el equipo podrá salir al campo con una media en la cabeza, para confundir a los otros jugadores.

El sombrero tipo fedora aportará un toque de distinición en el terreno de juego, dejando clara la afición de los jugadores españoles por el jazz y el vino blanco.

Esta es la segunda equipación, pensada para jugar contra los equipos que no hayan abrazado la fe cristiana. Pesa 50 kilos y cuenta con mandoble, escudo y diversos elementos ornamentales con la Cruz de Jerusalén.