El presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, ha confirmado hoy su apuesta por un proyecto continuista al anunciar que asistirá a las clases del máster de la Universidad Rey Juan Carlos a las que su predecesora, Cristina Cifuentes, no pudo ir. Elaborará además el trabajo final de máster y lo leerá cuando sea el momento, por supuesto de forma presencial, para obtener, esta vez sí, una titulación oficial y reglamentaria sin sospechas ni intrigas.

“La forzada dimisión de Cristina Cifuentes por el acoso mediático sin tregua al que fue sometida dejó por terminar un proyecto fundamental para todos los madrileños, que incluye la realización de este máster que yo me comprometo a terminar”, ha explicado Garrido en un breve comunicado oficial.

Garrido, que fue el consejero de más confianza de Cifuentes durante los tres años de mandato en la Puerta del Sol, ha dejado claro que el título en cuestión, una vez terminado el máster, será para su predecesora, pues fue suya la iniciativa de cursarlo y a ella corresponde el mérito. “Hasta que no se termine este máster y se haya leído el trabajo y se tengan unas actas intachables, el honor de Cristina Cifuentes no habrá sido reparado”, razona el presidente.

Mientras Ángel Garrido se centra en aprobar el máster de forma casi exclusiva, las tareas del día a día del gobierno de la Comunidad de Madrid las asumirá “un tal Camuñas”.