“Ahora miro mi cuerpo y solo veo partes españolas”, ha declarado hoy el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, durante una rueda de prensa en la que se ha presentado completamente cubierto de cicatrices y vendas para anunciar que ha decidido extirpar todas las partes de su cuerpo que aún eran catalanas.

“Tengo derecho a perseguir mis sueños y esto es algo que he querido hacer desde que era niño, porque sentía mi cuerpo como ajeno”, ha explicado el político, que se ha sometido a quince operaciones quirúrgicas esta semana para extraerse diversos órganos de cuya españolidad desconfiaba.

“He extirpado todos mis recuerdos catalanes, todo el idioma y todo lo que me enseñaron en el colegio para adoctrinarme”, ha detallado enseñando su cicatriz de la cabeza. “¿Cómo se dice ahora en catalán ‘pelota’ o ‘Lérida’? Ya no lo sé”, asegura.

A última hora, Rivera ha entrado en pánico al considerar que los órganos que se ha extirpado podrían organizar un “Albert Rivera catalán independiente” y separado del Albert Rivera español.