Siguen aflorando evidencias que confirman la brecha salarial que existe en Hollywood entre hombres y mujeres. Esta semana se ha sabido que el actor Robin Williams cobró el doble de dinero que la señorita Doubtfire en la película que ambos protagonizaron en 1993, “Mrs. Doubtfire”. Aunque la mujer salía en más escenas, sus ingresos fueron claramente inferiores, según confirmaba ayer la distribuidora.

En el film, de más de dos horas de duración, Williams y la señorita Doubtfire no aparecen juntos en ninguna escena, alentando las especulaciones sobre el veto del actor. “No es sólo que haya cobrado menos, es que no la volvieron a llamar nunca más para protagonizar una película”, lamenta Ana Cortaja, crítica de cine.

Lamentablemente, este no es un caso aislado: en 1982, Dustin Hoffman cobró más que Tootsie e incluso hay rumores que apuntan a que el actor podría haberse sobrepasado con ella en algún momento del rodaje.

En España, Mediaset se ha visto obligada a desmentir acusaciones parecidas respecto a la serie “Ella es tu padre”, aclarando que tanto Carlos Santos como su homóloga Avelina cobraron exactamente lo mismo por su trabajo: nada.