El objetivo de estos grupúsculos, llamados Comités de Defensa de la República, es reclamar la declaración unilateral de la independencia catalana a toda costa para extenderla al resto del país y, quizá, de Europa. Se sabe poco sobre estas organizaciones, pero ofrecemos algunos datos:

¿Qué armas utilizan?
Principalmente alioli, salsa romesco y el catalán.

¿Quién es el líder?
El cabecilla tiene muchos nombres: ‘Jordi estripaquòniams’, ‘El baturroc’, ‘Tomàtic’ o ‘Martí, a fetge i sang’, pero nadie sabe a ciencia cierta si esa persona existe o es sólo un nombre que mantiene viva la leyenda.

¿Tiene algo que temer la población civil?
Los CDR se han colado en las cocinas de cientos de españoles y les han dejado la nevera totalmente llena de carn d’olla, esqueixada y otras viandas catalanas.

¿Hay niños entre sus filas?
Sí, son los miembros más violentos porque acuden a las manifestaciones ciegos de pantumaca.

¿Cuál ha sido su mayor atrocidad hasta la fecha?
Han quemado tres contenedores y valoraron Madrid con 2 estrellas en Tripadvisor.

¿Cuáles son sus ámbitos de actuación?
Los peajes, los contenedores y el programa de Ana Rosa.

¿Qué ventaja tiene formar parte de un CDR?
Salir en el programa de Ana Rosa.

¿Qué hay que hacer para entrar?
Te puede invitar Rubén al grupo de Whatsapp, titulado “Catalunya vinga collons seguim cagumdéu!”.

¿Qué planes de futuro tienen?
Según las escrituras que alimentan su ideología, el mundo sería dominado por doce ‘cataluñas independientes’ comandadas por un súper-Jordi.

¿Cómo se financian?
Se financian con la venta de calçots y fuet.

¿Cuál es la mayor amenaza que supone su existencia?
Minar la férrea confianza de los españoles en sus políticos e instituciones.

¿Qué debo hacer si me encuentro cara a cara con uno de estos CDR?
Lo primero es mantener la calma y no mirarles a los ojos. Generalmente, los CDR suelen armar jaleo y luego dispersarse por sí mismos. Muéstrate amable y procura no enseñar los dientes, dado que lo percibirán como una amenaza.

¿Soy yo miembro de un CDR y no lo sé?
Hay gente que se ha levantado por la mañana con dolor de cabeza y hablando catalán pese a no haber pronunciado nunca una palabra en ese idioma. Si te ha ocurrido, entonces eres un miembro oficial. Probablemente te reclutaran durante la noche. Lo mejor que puedes hacer es entregarte a la policía. Si te han dejado un arma, puedes utilizarla contra ti mismo.