A fin de que puedas comprar una pipa suelta en el caso hipotético de que te apetezca comer solo una unidad, los supermercados españoles han empezado a vender pipas empaquetadas en bandejas de porespán individuales y envueltas en film transparente y convenientemente etiquetadas. De este modo, los consumidores solo tienen que decidir cuántas pipas pretenden comer en cada sesión y comprar el número de bandejas exacto.

Algunas organizaciones ya han expresado su malestar por el hecho de que muchos aficionados a las pipas dejen el suelo de las calles lleno de cáscaras y plástico al consumir el fruto seco, pero los supermercados insisten en que el uso de las bandejas se debe “a cuestiones de higiene”. Además, según los comercios, se garantiza que cada pipa esté protegida de forma natural por el plástico. Aseguran que este nuevo empaquetado está teniendo muy buena acogida entre sus clientes y han recordado su compromiso con el medio ambiente al señalar que las bolsas se cobran.

De cara al mes que viene, los supermercados de todo el mundo han anunciado su intención de empaquetar los mordiscos que das a la fruta, la carne y el pescado de uno en uno para que no tengas que preocuparte de comprarlos todos juntos en una única ración que luego tengas que cortar tú mismo con el cuchillo y el tenedor.