El Rey recibió la semana pasada en su despacho del Palacio de la Zarzuela al príncipe heredero saudí, Mohamed bin Salmán, que firmó un acuerdo de colaboración con España para la compra de material de Defensa. Hoy se ha sabido que, en el transcurso de su conversación, el monarca intentó convencer al príncipe “al menos en cinco ocasiones” para que se llevara a la reina Letizia a cambio de 14 camellos.

“Empezó pidiendo 14 camellos, luego bajó a cinco y al final intentó que se llevara a la reina a cambio de nada, como un recuerdo típico de España”, reconocen fuentes de la Casa Real. Pese a la insistencia de Felipe VI, el príncipe Mohamed declinó el ofrecimiento y procuró dejar claro que estaba al tanto de la polémica relación de doña Letizia con la reina emérita, explicando con todo lujo de detalles que “el camello es un animal muy noble que no da problemas”.

Más tarde, en el cuartel general del Ejército de Tierra, el príncipe se reunió con la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, y luego sí se mostró interesado en ella, ofreciendo los 14 camellos que pedía Su Majestad más un incremento de diez millones de euros en el precio de la compra de las corvetas que fabricará la empresa Navantia. Cospedal se negó a efectuar el intercambio “por motivos familiares”.

Días después de la visita, como gesto de cortesía, el príncipe saudí ha hecho llegar al Palacio de La Zarzuela los 14 camellos por los que se interesó Su Majestad. La reina ha preguntado por su procedencia y ha exigido que se trasladen al zoológico inmediatamente.