Un equipo de arqueólogos españoles ha anunciado hoy un importante hallazgo en una cueva de la Sierra de Atapuerca, en la provincia de Burgos. Gracias al olfato de los miembros de la expedición, y tras varios días manipulando unos restos de materia caliente de color marrón, los expertos han llegado a la conclusión de que los primeros homínidos ya hacían muñecos de barro.

“Aunque los muñecos de barro son muy arcaicos, es un milagro que pudieran hacerlos sin café ni cigarros a su alcance”, comentan los investigadores. “Al no disponer de esas herramientas, creemos que empezaron a trabajar en sus muñecos en el Paleolítico inferior pero no consiguieron sacarlos adelante hasta el Paleolítico superior”, explican los responsables del hallazgo. Los restos son muy duros pero no tanto como para pertenecer a la Edad de Piedra. “Se podría hablar de una Edad de Mierda inmediatamente posterior”, apuntan los especialistas.

Los garabatos encontrados en las paredes de las cuevas, justo frente al lugar en el que se han hallado muñecos de barro, permite suponer que durante la elaboración de los mismos los homínidos ya se entretenían dibujando, garabateando insultos o declaraciones de amor. “Puede que así naciera el arte”, aventuran los arqueólogos.

Los muñecos de barro encontrados se exhibirán en el museo de Atapuerca, al fondo a la derecha.