La Comisión Europea y el Banco Central Europeo (BCE) han propuesto hoy a los países miembros de la Unión que salgan del euro y vuelvan a entrar para ver si así se resuelven los problemas económicos “y se observa al fin un ajuste sostenido de la senda de inflación que sea compatible con el objetivo de inflación”.

“Muchas veces funciona”, ha argumentado el presidente del BCE, Mario Draghi, explicando que “en ocasiones el euro se desconfigura por algo que has tocado, o sin que se sepas muy bien por qué, y si sales y vuelves a entrar de cero, vuelve a ir como al principio”.

La política monetaria europea ha consistido hasta ahora en “esperar a ver si el tema se resolvía solo, manteniendo los tipos en niveles históricamente bajos, con la referencia principal en el 0%”. Pasado un tiempo prudencial, sin embargo, los expertos proponen salir, entrar otra vez y ver qué pasa.

“Nosotros no hemos notado nada raro, pero los que tengan problemas con el euro que salgan y nos cuenten a ver cómo les ha ido”, ha declarado en España el ministro de Economía, Román Escolano.