Una peligrosa banda organizada que introducía piña escondida en porciones de pizza ha sido desarticulada por la Guardia Civil esta mañana en Málaga. La organización, conocida como Los Hawaianos, ha sido detenida mientras cargaba una furgoneta con cajas de cartón con la mercancía en su interior aún caliente, cortada en trozos pequeños y mezclada con el tomate para que no se viera a simple vista. Se calcula que podrían haber introducido 200 toneladas de esta fruta en los últimos 15 años.

Un portavoz de la benemérita asegura que los criminales lograron despistar a los agentes durante años al introducir la fruta en un sitio en el que nadie podía esperar que estuviera. “Pizza en la piña, parece un chiste pero precisamente por inverosímil logró despistarnos”, confiesa. “Solo una mente maquiavélica podría mezclar pizza y piña”, agrega.

El abogado de Los Hawaianos, Cristóbal Parrondo, asegura que sus clientes son inocentes y promete que hay gente que pide pizzas con piña y luego se las come sin siquiera apartar los trozos de fruta. “Esta defensa es un insulto a nuestra inteligencia, dudo que tengan valor de argumentar esto ante un juez”, argumenta el agente de la Guardia Civil.

La noticia ha corrido como la pólvora en las redes sociales hasta el punto de que varios adolescentes se han apuntado al reto viral de comer pizza con piña. “Es una burrada, esperamos que nos les dé también por introducirse cocaína en el ano”, insiste la Guardia Civil.