Ciudadanos se ha vuelto a mostrar implacable en su oposición al Gobierno del Partido Popular. Apenas unas semanas después de que saltase el escándalo sobre las presuntas irregularidades del máster de Cristina Cifuentes en la Universidad Rey Juan Carlos, el portavoz regional de Ciudadanos, Ignacio Aguado, ha exigido la dimisión de la presidenta para el año que viene sin falta, en cuanto se celebren las elecciones autonómicas de Madrid.

Tras dar por vencido el ultimátum dado al PP para que apoye la creación de una comisión de investigación, Aguado se ha mostrado firme y ha dado un nuevo ultimátum amenazando con dar más ultimátums. “Estamos dispuestos a darles todos los ultimátums que hagan falta, no nos va a temblar el pulso”, ha dicho con contundencia.

Para Albert Rivera, líder de la formación, “la situación es insostenible y el año que viene, cuando se celebren elecciones, Cristina Cifuentes se tiene que marchar”. De esta manera, la dirección nacional de Ciudadanos quiere demostrar su compromiso de limpiar de corrupción el partido en el Gobierno. “A no ser que Cifuentes sea la más votada en los comicios, no vamos a permitir que siga en su puesto”, ha declarado con severidad. “Al final esto es una democracia y es el pueblo el que decide, pero no le vamos a pasar ni una”, ha añadido.

Desde la formación naranja han amenazado incluso con proponer un candidato alternativo para presidir la Comunidad de Madrid. “Creemos que C. Cifuentes sería la persona adecuada para el puesto porque tiene la preparación necesaria para relevar a la actual presidenta y limpiar Madrid de corrupción”, ha dicho Albert Rivera a la prensa.