Nada más llegar a Estados Unidos la noticia de que Pablo Casado, el vicesecretario general de Comunicación del Partido Popular, se sacó un posgrado en Harvard haciendo un curso de cuatro días en Aravaca, cientos de estadounidenses matriculados en la prestigiosa universidad de Massachusetts han acudido a este barrio madrileño para terminar sus estudios.

Los vecinos de esta zona a las afueras de Madrid han visto cómo sus calles se han llenado en pocos días de los estudiantes más brillantes de Estados Unidos, que buscan completar en una semana el trabajo que a cualquiera de sus compañeros le llevaría varios años. El inglés ya es el idioma más utilizado en la zona, mientras que el campus americano se ha quedado desértico por primera vez en toda su historia.

“Estamos desbordados”, reconocen desde la sede del distrito de Moncloa-Aravaca. “Llevan menos de una semana aquí y ya han montado varios equipos de fútbol americano con sus animadoras y sus mascotas”, explican.

El miedo de los vecinos es que los estudiantes reaccionen violentamente cuando se den cuenta de que su título solo tiene validez en España, concretamente entre la clase política local. Mientas eso no ocurre, el Partido Popular celebra lo ocurrido y ya ha felicitado a Casado “por atraer con su ejemplo a los jóvenes talentos de todo del mundo”.