Un miserable macho reprimido riega el jardín de su adosado imaginando que la manguera es su pene y que el agua es semen

HA SUSURRADO "POR AHÍ, POR AHÍ, MUY BIEN, ASÍ" MIENTRAS REGABA TODO EL JARDÍN, SACUDIENDO LA MANGUERA AL ACABAR