Pidiéndole a su agresor que por favor no le asesine porque no quiere salir en los programas matinales, un hombre a punto de morir esta mañana a manos de un criminal ha expresado su malestar por el hecho de que su muerte sea tratada por las periodistas Ana Rosa Quintana y Susanna Griso y comentada por miles de usuarios en chats y redes sociales. “Oh, no, por favor, por favor, Ana Rosa no”, ha gritado la víctima presa del pánico al ver el cuchillo de su asesino.

“Dios, qué muerte tan horrible, seguro que mañana salgo en la tele y Ana Rosa habla con mis vecinos”, es el último pensamiento del 90% de las víctimas de asesinato en España, según un estudio publicado hace unas semanas por el CIS.

“Me van a despedazar sin crueldad y de la forma más sangrienta posible y encima ahora este tipo va a matarme”, ha gritado la víctima. Su asesino, según ha podido saberse, le ha llegado a exigir “un poco de concentración en lo que estamos haciendo ahora”.

“Joder, qué mierda, vaya puta suerte la mía”, ha dicho al pensar en el reportero que se acercará a su domicilio tratando de hablar con sus familiares.

A última hora, las fuentes han informado de que la víctima le ha pedido a su asesino que, “por favor, por favor”, se asegure de que esconderá bien el cuerpo para que ningún periodista pueda encontrarlo jamás.