La fuerza con la que ha entrado la nueva red social Vero ya empieza a tener las primeras consecuencias. Tras utilizar sin permiso los datos de sus más de cinco usuarios, la nueva red social del momento ya ha convencido a tres personas para que voten a UPyD. A las autoridades les preocupa que esta situación siga yendo a más y el partido de Rosa Díez acabe haciéndose con algún escaño.

En colaboración directa con la empresa Complutense Analytica, Vero combinó la precisión de los datos de las cinco personas que utilizan regularmente su aplicación con la avanzada tecnología con segmentación individualizada para tratar de hacerles creer que la mejor opción política era la del centrismo radical. Este escándalo ha hecho reflexionar a sus usuarios acerca de las prácticas de las compañías tan grandes como Vero y el enorme poder que se les da.

Desde la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) alertan de que la red social tenía un archivo con cerca de 4,6MB de datos de sus usuarios, que según fuentes oficiales pudieron haber sido claves para convencer a esas tres personas para que votaran a Unión Progreso y Democracia. “En mi muro aparecían virales sobre Rosa Díez con cinco y hasta seis ‘me gusta’, era una bestialidad”, asegura un usuario que, aunque no ha votado a UPyD, sí reconoce haber defendido algunos argumentos del partido sin darse cuenta desde que se abrió el perfil en Vero.

A pesar de lo sucedido, el poder de Vero sigue creciendo. Sin ir más lejos, en la última semana un nuevo usuario se ha abierto un perfil en esta red social, por lo que no se descarta que a este ritmo UPyD pulverice pronto todos sus récords electorales.