Lavar la ropa ya es posible sin necesidad de sacarse una ingeniería. Sigue estos consejos de Dixan para lavar tus prendas de forma inteligente.

¿Cuándo hay que lavar la ropa?

Muy sencillo, usa el truco de los gatos. Dos o tres gatos siguiéndote por la calle indican que tu ropa ya no huele bien. Más de cinco son la señal de que toca poner una lavadora sí o sí. Cuando pases de diez, los gatos te verán como uno de ellos y el riesgo de que abandones tu condición humana y pases a convertirte en una criatura asalvajada que recorre las alcantarillas es demasiado alto.

¿Cómo me quito la ropa si está pegada al cuerpo?

Si la ropa se te ha adherido a la piel, resiste la tentación de meterte en la lavadora. ES MUY PELIGROSO. Lo más sensato es esperar a que el peso de las manchas y la fuerza de la gravedad se alíen para que tu ropa acabe desplomándose en el suelo hecha una bola de mugre. Cuando eso pase, ni se te ocurra tocarla. ES MUY PELIGROSO. Empújala a patadas hasta el bombo de la lavadora y la máquina hará el resto.

¿Pero qué es eso de la lavadora?

Esta especie de nevera bajita que usas para mantener el hielo frío cuando montas una fiesta en casa y el congelador está lleno, en realidad sirve para lavar la ropa. Es importante que no la confundas con el microondas. Si ves restos de pizza o de pollo, es el microondas. Si huele muy bien, como a Dixan, vas por buen camino.

No encuentro el mando de la lavadora y no puedo cambiar los programas.

No te preocupes. Las lavadoras funcionan sin mando a distancia y los programas son iguales: mucha acción, muchos giros inesperados y la trama no se aclara hasta el final de todo.

¿Qué detergente uso? ¿Sirve el champú anticaspa para quitar la caspa del jersey?

No te líes, ve a lo práctico y usa Dixan, que para eso está. Lo reconocerás fácilmente porque en el envase pone Dixan.

La lavadora ha sido poseída por el demonio. Creo que la suciedad se está rebelando, nunca tendría que haber desafiado a la diosa mugre.

Tranquilo, la lavadora no está poseída, está centrifugando. Cuando dejes de oír el ruido, todo habrá terminado.

Vale, la lavadora ha terminado pero ahora no me deja abrir la puerta, tendré que llamar a mi primo El Chirlas, que en cinco segundos te abre un coche y le hace un puente.

Nada de esto, espera diez segundos hasta oír un clic. No seas ansias.

¿Cómo tiendo la lavadora?

Un error muy común es intentar colgar el electrodoméstico de las cuerdas del patio interior usando un par de pinzas. No lo hagas. ES MUY PELIGROSO. Una lavadora pesa unos ochenta kilos, se va a caer. Saca la ropa del bombo y tiende las prendas individualmente.

La ropa ya está seca porque han pasado dos años. ¿Puedo recogerla?

Puedes recogerla ya. Si sigues usando la misma talla que cuando la tendiste, estás listo para vestir como una persona aseada. Y no te preocupes si te manchas de nuevo, es el ciclo de la vida: nacer, mancharse, lavar, mancharse, lavar, reproducirse, lavar y mancharse. ¡Disfrútalo que son cuatro días y 456.789 lavados!