Hoy se está viviendo una jornada histórica de reivindicaciones feministas. Si eres padre, amigo, compañero de trabajo o jefe, hay muchas cosas que puedes hacer por las mujeres en el día de hoy. A continuación te decimos cómo han de comportarse los hombres durante el ocho de marzo.

Si eres padre, apúntate en un papel cuántos hijos tienes. Trata de aprenderte sus nombres. Si ves que no eres capaz, puedes recurrir a sus libros de texto del colegio, lo normal es que allí estén todos escritos.

Si eres amigo, no envíes fotos de tus genitales. Por muy importante que sea para ti demostrar tu amistad mediante fotografías no demandadas, ni deseadas, de tu pene, hoy es un día para dejar a las mujeres tranquilas con sus reivindicaciones. Envíale dos mañana si quieres, pero hoy guárdate el pajarito en la jaula.

Si eres compañero de trabajo, ofrécete a hacer sus tareas aunque no tengas ni idea de cómo se hacen. Vaya, parece que tu compañera estaba sacando más trabajo del que imaginabas. Te has metido en un buen lío queriendo hacer sus tareas. Lo mejor es que hagas lo que puedas y ya lo arreglará ella mañana. Da igual si le haces trabajar el doble, ella valorará tu compromiso con el feminismo al casi ayudarla.

Si eres empresario, no descuentes el día, total, para lo que le pagas, podría no venir en todo el año y no pasaría nada. Además puedes estar tranquilo, pasará el día rodeada de mujeres y será completamente imposible que mañana vuelva a la oficina embarazada.

Si eres estudiante, demuestra lo involucrado que estás con el feminismo explicándoles de qué se trata realmente. Tus compañeras tienen muy buenas intenciones, pero no han leído tanto como tú y todavía no han pillado del todo de qué va esto del feminismo. Asegúrate de que entienden tu punto de vista en todo momento y corrígelas cuando veas que se equivocan en algo.

Si en tu familia hay una persona dependiente, hoy ya sois dos. Aprovecha la ocasión para ponerte en la piel de la persona dependiente, no hace falta que os duchéis, podéis pasar el día lamentando que no haya nadie hoy para cuidar de vosotros.

Si vives con una mujer, asume las tareas domésticas de hoy. Date prisa, sólo tienes hasta las doce para planchar, cocinar, hacer la cama, poner una lavadora, tender la ropa, ir al supermercado y limpiar el baño. En cuanto se acabe la huelga feminista, tendrás que dejar de hacer todo eso.

Si tienes una relación afectiva con una mujer, llévala en coche a la manifestación y espera en el coche hasta que se acabe. Aunque veas que se alarga mucho, no utilices el claxon como haces siempre. Hoy es su día de salir con las amigas y debes respetarlo; además, los partidos de esta noche son de Europa League, no de Champions, así que con que veas sólo la segunda parte ya es suficiente.

Si trabajas en un medio de comunicación, escribe algo precioso sobre el feminismo que te haga destacar sobre los demás. Utiliza todo tu talento para volcar en un texto las palabras más bonitas y reivindicadoras sobre un problema que jamás te ha afectado lo más mínimo y conviértete en el protagonista del día.

Si eres un hombre que estás por la igualdad, no olvides recordárselo cada cinco minutos. Es importante que sean conscientes todo el rato de lo mucho que apoyas su lucha, de que tú no eres como los demás hombres, de que igual hasta podríais quedar para cenar un día.