La compañía Apple ha deshabilitado la función Siri en todos los modelos de iPhone de Argentina. Al parecer, ante cualquier consulta, la asistente personal empezaba a hablar y a hablar hasta agotar la batería del teléfono. En algunos casos el dispositivo llegaba a explotar.

Matías Quiroga, usuario porteño de un iPhone 6S, explica el infierno que vivió al preguntar a Siri el tiempo que haría el día siguiente. Según Quiroga, le dijo: “Pero… ¿por qué querés saber eso, pibe? Naaaah, vos salí a la calle, morfate un choripán, armá quilombo, tomá mate. Preocuparse por el mañana no te conviene. ¡Viví la vida, querido! Acercate a una mina bien piola y decile: che, boluda, ¡no hay derecho a tanta belleza en una sola persona! ¡Sos la mejor pareja para un buen tango, bebé!”.

Dos horas después, la batería se agotó. Cuando Quiroga recargó el teléfono, justo después de introducir el número PIN, Siri prosiguió con su discurso: “¿Qué te estaba diciendo? Pará, pará, pará… Maradona… ¡Maradona es Dios! Qué lindo que jugaba, la puta madre… Yo lo vi en el 81, cuando gambeteaba en Boca. ¡No sabés lo que era!”. El usuario tuvo que apagar el móvil y recuperar su viejo Nokia.

La compañía de Cupertino se compromete a encontrar una solución para que los usuarios argentinos puedan volver a usar Siri. “Queremos que conserve el espíritu del país, que sea lo más parecida posible a una argentina, pero sin ser tan charlatana”, explica un portavoz de la empresa. “Seguramente copiaremos la Siri uruguaya”, adelanta.