Coincidiendo con las reivindicaciones que se han hecho en las últimas entregas de premios en Estados Unidos, muchos actores españoles ya se están preparando para interpretar el papel de feminista en la gala de los Goya de este sábado. “He estado ensayando mucho el momento de ponerme en pie, cerrar los ojos y aplaudir asintiendo con la cabeza cada vez que una mujer pronuncie un discurso feminista, pero todavía no sé si me saldrá natural”, confiesa un actor inseguro.

Conscientes de que una actuación convincente podría ayudarles a dar el salto a Hollywood por al auge de este tipo de personajes en Estados Unidos, muchos actores han aplicado el método Stanislavski, llegando a estar meses comportándose como lo haría un feminista. “Ha sido duro y cansado pero espero que haya valido la pena”, se sincera uno de los asistentes a la gala.

La entrega de premios también será la más feminista de la historia: los dos presentadores, el director de la gala y los cinco guionistas han trabajado duro para hacer reír a las mujeres que acudan a la ceremonia acompañando a los nominados. “Nuestra intención es hacer que ellas se sientan cómodas, como si formasen parte de esto”, explican los organizadores, que este año incluso se han comprometido a que la sección “In memoriam” cuente con más presencia femenina que nunca.

Para ayudar a la integración de la mujer, los premios pasarán a llamarse “Goño”, de manera que también tengan una rima femenina. “Si es que al final, con muy poco, podemos contentar a las mujeres, tampoco hay que cambiar tantas cosas”, aseguran desde la organización. Asimismo, los periodistas de la alfombra roja sólo podrán hacer un único comentario hiriente sobre el aspecto de las mujeres que vayan a la gala y no diez, como en otros años.

Otra de las grandes conquistas sociales que se podrán ver en la gala del sábado es que, además de los guionistas hombres, las mujeres guionistas también serán completamente ignoradas durante el transcurso de todo el evento.