A pocas horas de que Felipe VI se viera obligado a abdicar y a restaurar la república, el Tribunal Supremo ha ratificado in extremis la condena a Valtonyc por injurias a la Corona, lo que permitirá alargar la monarquía hasta 2021. “En tres años probablemente haya que renunciar al trono pero esto (la condena de tres años y medio al rapero) es un balón de oxígeno para la Familia Real”, explica un portavoz de la Casa Real.

La decisión del Supremo de prolongar la monarquía tres años más “es un alivio que llega en un momento muy difícil”, en palabras de Felipe VI, que ha acudido al tribunal, donde se ha ratificado la decisión de la Audiencia Nacional.

El monarca, sin embargo, se pregunta qué ocurrirá cuando Valtonyc vuelva a estar en la calle y lamenta que el Supremo sólo aporte “soluciones temporales”. “¿Qué haré cuando esta persona se ponga a cantar otra vez vez contra mi padre, contra mí mismo o contra mis hijas? ¿Tengo que soportar que mi familia oiga sus canciones en la radio?”, insiste.

“¿Es que no existe justicia en este país? Esta vez nos ha pasado rozando”, añadía el monarca, que espera ahora poder seguir reinando hasta 2021.

A última hora, la Casa Real ha expresado su confianza en que el sistema judicial se muestre dispuesto a ir emitiendo más condenas a ciudadanos que le permitan prorrogar su permanencia a perpetuidad.