El Circo del Sol estrenará un nuevo espectáculo en las próximas semanas inspirado en la increíble habilidad de un ciclista español para no apoyar el pie en el suelo mientras espera que un semáforo se ponga en verde. El ejercicio de equilibrismo emocionó al director de la compañía, Guy Laliberté, que decidió crear el show ‘Indurania’.

Mientras conducía por la Gran Vía de Barcelona, Guy observó cómo un joven llamado Alberto Hinojosa, montado en su bicicleta, se situaba al lado de su coche muy despacio. “Había que fijarse bien para percibir su movimiento”, explica Laliberté. Mientras el semáforo permanecía en rojo, Hinojosa hizo todo tipo de movimientos extraños para evitar posar su pie en el asfalto. “Daba pequeños saltitos con la bici, movía el manillar rápidamente de un lado a otro, era maravilloso”, relata Laliberté.

Una vez que el semáforo se puso en verde, el ciclista se marchó a gran velocidad, obligando a Laliberté a perseguirlo y atropellarlo para preguntarle el nombre, y una segunda vez para preguntarle si Hinojosa se escribía con o sin hache.

“Fue impresionante”, afirma Laliberté. “He visto niñas asiáticas tan flexibles que eran capaces de introducirse en una caja de bombones Nestlé, ‘clowns’ que han hecho reír al mismísimo Iniesta, pero lo de este ciclista es de otro mundo. Es el Messi de las bicicletas, el Jordan de los vehículos de dos ruedas, el Indurain de las bicicletas”, concluye.

Él mismo lo define como “una amalgama de sensaciones donde la emotividad y la diversión se dan la mano para sacar a relucir a nuestro niño interior”, aunque acto seguido reconoce que ésta es la definición estándar que utilizan para todos los espectáculos del Circo del Sol.