El actor y director Clint Eastwood se embarca este año en una nueva aventura cinematográfica: “El bueno, el feo y el viejales”. Los rumores dicen que Eastwood, a sus 87 años, podría interpretar dos papeles: el del feo y el del viejales.

El film narra la historia de un anciano sheriff (Eastwood) que deberá limpiar su poblado de jóvenes que hacen ruido por la noche y no le dejan dormir. Sin embargo, no contaba con su más temible enemigo: las escaleras de la comisaría, muy empinadas.

“Mi personaje tiene muchos matices”, explica Clint Eastwood. “Por un lado, tiene problemas para conciliar el sueño. Pero por otro, el hecho de tener que subir y bajar las escaleras de la comisaría le hace replantearse todo su sistema de valores”, añade.

Para meterse en la piel de su personaje, el actor ha realizado un arduo trabajo de documentación. “El sheriff tiene 87 años, así que durante tres meses he estado apuntando en una libreta todos los achaques que yo mismo tengo”, dice. Y concluye: “Creo que será muy convincente”.

Eastwood, ganador de cuatro premios Óscar, no tiene previsto volver a conseguir el galardón. “No lo quiero”, dice tajante. “Hay muchas escaleras hasta llegar al escenario. Y además, ¿qué es eso de que dejen participar a negros?”, farfulla, oyéndose después la risa nerviosa de su representante.

El protagonista de “Million Dollar Baby” promete que esta será su última película. “Al menos, hasta que me ofrezcan otra”, explica.