“A estas alturas de la vida, no compensa ir por ahí buscando a la persona perfecta, aprendes a ser realista, a apreciar lo que tienes a tu alrededor”. Con estas palabras admitía esta mañana Jorge J., asesino en serie de 44 años, que se ha cansado de dar tumbos y que ha decidido sentar la cabeza y matar una familia. “Aunque no sea la familia perfecta, la que vemos en las revistas, siempre será más reconfortante que la primera persona que se te cruza en el camino, que te llama un poco la atención, y con la que pasas un buen rato pero luego nada”, argumenta.

“Estoy cansado de ir por la vida matando el tiempo, sin un objetivo claro, ahora una cosa, ahora la otra; quiero algo estable, algo que me obligue a planificar, a estar pendiente de los críos, quizá también de un perro, por qué no”, insiste el criminal. “Llevo todos estos años huyendo de mí mismo y de los demás y nunca me he entregado del todo”, reconoce.

“Una familia son palabras mayores, cuando tomas la decisión no hay vuelta atrás, y ahora me doy cuenta de que nunca me llamó la atención este plan porque no estaba dispuesto a aceptar los sacrificios”, añade. “Ahora sí, ahora tengo la experiencia que requiere un proyecto de esta envergadura y también la entereza y la madurez necesarias”, asegura. “Estoy dispuesto a perder mi libertad de ahora si es el precio que hay que pagar por intentarlo”, promete.

El asesino admite que las familias no están de moda, especialmente por la influencia del cine y la televisión. “Te muestran a gente que va a por adolescentes y se conforma con el aquí te pillo, aquí te mato. Lo de las familias se ve como antiguo, pero la realidad es distinta, saltar de una persona a otra es agotador y no te llena, a mí desde luego no me da la vida”, dice.

“Soy otra persona. He cambiado mucho este último año”, asegura, refiriéndose a la última operación de cirugía estética a la que se sometió para burlar a las autoridades. “Quiero aprovechar este cambio para empezar de cero con una familia. Tengo una edad y no quiero malgastar mis últimos cartuchos”, declara Jorge.