Completamente sorprendido y sin saber qué opinar ahora respecto a su peinado, Javier Marín, un vecino de Madrid, ha admitido ante la prensa esta mañana que nunca antes se había dado cuenta de que su moño masculino no se diferencia absolutamente en nada de un moño tradicional.

“No es un moño como el que han llevado siempre las mujeres, es algo completamente distinto y novedoso que llevan los hombres ahora”, ha insistido Marín intentando defender su postura e intentando asimilar que en realidad el apelativo “masculino” no aporta absolutamente nada a su peinado.

“Si no fuera masculino no lo llevaría”, ha dicho, insistiendo en que quizá hay hombres que llevan moños normales pero que el suyo es masculino. “Supongo que hay mujeres que llevan moños masculinos de mujer, no lo sé”, ha dicho. Marín ha reconocido que le aporta mucha inseguridad pensar en su moño sin el apelativo “masculino” y ha preguntado si las cremas masculinas antiarrugas que se aplica cada noche son en realidad cremas antiarrugas.