Asegurando que “en el contexto actual hemos decidido reinventarnos para dejar atrás la línea de productos congelados y centrarnos en los ingredientes crudos de primera calidad”, Francesc Casabella, director general de Congelados La Sirena, ha anunciado esta mañana tras sufrir un apagón que a partir de ahora su negocio será una tienda de carne, pescado y verduras “listas para cocinar tan pronto como sea posible”.

“El mercado requiere cambios constantes y creemos que es momento de abandonar los congelados y apostar por lo básico. También hemos incorporado el agua a nuestro catálogo y, de hecho, tenemos un montón de tanques completamente llenos de la mejor agua descongelada con verdura flotando”, explica el directivo. Respecto a sus platos congelados precocinados, La Sirena empezará a ofrecerlos a temperatura ambiente.

La marca ha lanzado también una campaña con el eslogan “¡Rápido, rápido! ¡Esto hay que gastarlo hoy mismo!”.