La empresa fabricante de vehículos eléctricos Tesla convocó este miércoles una rueda de prensa en su sede de Silicon Valley para presentar una de las innovaciones más esperadas de la compañía, el Herodes3, un carrito infantil sin bebé.

“Cada vez son más las parejas que deciden no tener hijos y, por tanto, necesitan un carrito sin bebé para los primeros meses en los que todos sus amigos están volcados en la crianza”, explica el CEO de la empresa, Elon Musk, que asegura que sus carritos Tesla son más limpios que los clásicos carros con bebé y, desde luego, mucho más silenciosos.

Los nuevos carritos permiten al propietario beneficiarse de las ventajas de los modelos tradicionales con bebé: un trato preferente en el transporte público y la posibilidad de cruzar los semáforos usando el vehículo de parapeto para que los coches se detengan aunque el disco esté en rojo.

El Herodes3 irrumpirá en el mercado con un precio de salida de 2400 euros: una inversión que, promete Musk, se amortiza en pocas semanas gracias al significativo ahorro en potitos, pañales y antidepresivos. Además, varios estudios confirman que su uso satisface el instinto maternal.

En la que ha sido su última rueda de prensa con periodistas, la compañía ha anunciado que lanzará también una versión del carrito con dos asientos para las parejas que no tengan gemelos.