Una dotación de bomberos de Almuñécar, en Granada, se ha desplazado esta mañana al instituto Puerta del Mar donde, según fuentes oficiales, han rescatado a un señor que llevaba quince años atrapado en un aula repitiendo tercero de BUP. “Nos lo encontramos muy desorientado y aturdido tratando de encontrar el sentido de la existencia humana en el tema 19 del libro de Filosofía”, declararon los bomberos.

“Empecé siendo el repetidor guay, pero después de quince años, con mis compañeros tratándome de usted, me dí cuenta de que ya no molaba, de hecho decir molar ya no mola”, explicó a la prensa Gabriel Fonseca, el señor rescatado. “Los hijos de los que me hacían ‘bullying’ antes son los que me hacen ‘bullying’ ahora”, ha confesado todavía con el susto en el cuerpo.

Gabriel también ha explicado que trató de salir de allí en muchas ocasiones, pero que le resultaba imposible. “Estudiaba mucho para poder volver a casa, pero las cosas han cambiado en este tiempo, cuando repetí las primeras veces Plutón era el noveno planeta del Sistema Solar, pero ahora resulta que no lo es, y claro, ¿qué respondes? ¿Lo que sabes que es correcto en tercero de BUP o lo que sabes que es correcto ahora? Me resultaba imposible dar con la tecla”, ha lamentado.

“He visto morir a todos los profesores que tuve en los ochenta”, reconoce con nostalgia. “Mi peor momento fue cuando mi hijo se graduó antes que yo, fue un curso muy difícil para los dos”, relata emocionado. Según los profesores, para adaptarse, Gabriel pasó de jugar a las canicas en el recreo a superar los retos virales del momento, pero aún así nunca llegó a formar parte del grupo en los cursos de las nuevas generaciones.

Ya fuera de peligro, el repetidor ha sido trasladado a la Universidad de Granada, donde pasará los próximos 40 años tratando de sacarse una carrera.