Comprometiéndose a “llegar hasta el final”, las compañías de seguros han añadido nuevas cláusulas a sus seguros de decesos que les obligan no sólo a asumir los gastos del entierro sino también a vengar la muerte de sus clientes, según han informado en una rueda de prensa esta mañana.

“Hasta ahora los seguros de decesos se ocupaban únicamente de la parte logística, pero a partir de ahora, cuando uno de nuestros clientes fallezca, el CEO de cada compañía de seguros subirá a la azotea de su edificio y gritara ‘Nooooooooo’ mientras la lluvia cae sobre su rostro y jura venganza”, ha explicado un portavoz de Estamos Seguros.

“Aunque sea lo último que hagamos, vengaremos la muerte de todos nuestros asegurados”, insisten desde las compañías, que sienten que la implicación con sus clientes es total.

Desde Estamos Seguros afirman que bajo ningún concepto van a aceptar la verdad ‘oficial’ en lo que respecta a las causas de la muerte de sus clientes. “Caerá quien tenga que caer, ¿me oyes? ¿Me oyes? Nos batiremos en duelo con quien sea, aunque sea lo último que hagamos… Con pistolas, con espadas o con nuestros puños, hasta el último aliento”, afirman portavoces de las aseguradoras.

“Esto no es una cuestión de negocios, esto es personal”, han dicho los representantes de las compañías de seguros para finalizar la rueda de prensa. A continuación han empezado a caminar hacia el ocaso y no se espera que regresen hasta que hayan hecho lo que sienten que tienen que hacer.