Anoche tuvo lugar la gala de los Premios Feroz de 2018, en los que la prensa especializada repasó la producción cinematográfica y televisiva del año anterior y premió las siguientes películas, que fueron las triunfadoras de la noche. 

Verano 1993

Una fiel metáfora de la condición humana protagonizada por personas corrientes que, al verse arrojadas a un mundo difícil, hacen lo que pueden por seguir adelante y encontrar la paz mientras están acosadas por sus fantasmas y sus problemas, enfrentándose a un conflicto que cambiará sus vidas para siempre.

La llamada

Una fiel metáfora de la condición humana protagonizada por personas corrientes que, al verse arrojadas a un mundo difícil, hacen lo que pueden por seguir adelante y encontrar la paz mientras están acosadas por sus fantasmas y sus problemas, enfrentándose a un conflicto que cambiará sus vidas para siempre.

El autor

Una fiel metáfora de la condición humana protagonizada por personas corrientes que, al verse arrojadas a un mundo difícil, hacen lo que pueden por seguir adelante y encontrar la paz mientras están acosadas por sus fantasmas y sus problemas, enfrentándose a un conflicto que cambiará sus vidas para siempre.

Handia

Una fiel metáfora de la condición humana protagonizada por personas corrientes que, al verse arrojadas a un mundo difícil, hacen lo que pueden por seguir adelante y encontrar la paz mientras están acosadas por sus fantasmas y sus problemas, enfrentándose a un conflicto que cambiará sus vidas para siempre.

Vergüenza

Una fiel metáfora de la condición humana protagonizada por personas corrientes que, al verse arrojadas a un mundo difícil, hacen lo que pueden por seguir adelante y encontrar la paz mientras están acosadas por sus fantasmas y sus problemas, enfrentándose a un conflicto que cambiará sus vidas para siempre.

La zona

Una fiel metáfora de la condición humana protagonizada por personas corrientes que, al verse arrojadas a un mundo difícil, hacen lo que pueden por seguir adelante y encontrar la paz mientras están acosadas por sus fantasmas y sus problemas, enfrentándose a un conflicto que cambiará sus vidas para siempre.

La vida y nada más

Una fiel metáfora de la condición humana protagonizada por personas corrientes que, al verse arrojadas a un mundo difícil, hacen lo que pueden por seguir adelante y encontrar la paz mientras están acosadas por sus fantasmas y sus problemas, enfrentándose a un conflicto que cambiará sus vidas para siempre.

No sé decir adiós

Esther se dirige hacia el metro con una compañera de trabajo y alarga una conversación durante dos horas agónicas en lo que en el fondo no es más que una fiel metáfora de la condición humana.