Con el objetivo de facilitar los cambios y devoluciones y hacer frente a la competencia del comercio online, El Corte Inglés ha modificado su política de devoluciones y permitirá la devolución de ropa interior siempre que se le haya dado la vuelta.

Dimas Gimeno, presidente de la compañía, reconocía esta mañana que la ropa interior es un producto “íntimo, personal, y que uno no sabe si le encaja hasta que no se lo ha puesto”. Por tanto, “no es razonable pedirle al cliente que se arriesgue a todo o nada”. En cuanto a la higiene, Gimeno argumenta que “es importante darle la vuelta a la prenda que se va a devolver para conservar la parte interior siempre limpia”. Hecho esto, “no hay motivos para ser escrupulosos si la devolución se produce dentro de los 60 días estipulados”.

“Nuestros dependientes han recibido el entrenamiento oportuno para identificar, con un rápido examen olfativo, las prendas que siguen en condiciones”, ha explicado el directivo. Además, para que el proceso de devolución sea rápido y fácil para el consumidor, bastará con que éste grape el ticket de compra a los calzoncillos o las bragas y lance el género hacia el mostrador “con el efecto tirachinas”. Los dependientes ya se encargarán de recogerlo y procesar el cambio “sin tener que mediar palabra, pues entendemos que la situación puede resultar embarazosa y se trata de evitar al máximo el tener que dar explicaciones”, insiste Gimeno.

El Corte Inglés espera aumentar con esta decisión su cuota de penetración en el mercado de la lencería y, de paso, demostrar que confía en sus clientes y en su higiene “porque la gente que acude a nuestros establecimientos por lo general es limpia”.

La nueva política de devoluciones se ha aplicado esta misma mañana y ha sido el propio presidente de El Corte Inglés el primero en beneficiarse de ella cambiando “unos boxers rojos que me regaló mi mujer para que me los pusiera en Fin de Año y que luego, sinceramente, no volveré a usar más porque a mí de los gayumbos blancos de toda la vida no me sacas, en esto soy tradicional”.