El Parlamento catalán celebra este miércoles su sesión constitutiva después de las elecciones del 21-D en un clima complicado en el que hay varios miembros del Parlamento en prisión, otros fuera del país y la autonomía está controlada por la aplicación del artículo 155 de la Constitución. Este es el detalle de lo que pasará en las próximas horas y en las próximas semanas:

1Sesión constitutiva del Parlamento catalán

Este miércoles se celebra la sesión constitutiva de la Cámara catalana, en la que se elegirá a los siete miembros de la Mesa del Parlament. Para ello se seguirán los siguientes pasos:

– Los miembros disponen la caja de cartón de La República catalana en el centro de la Mesa del Parlament. Se abre y se comprueba que incluye todos los dados, las instrucciones y las fichas de todos los diputados (excepto de los encarcelados).

– Se reparten 3 cartas de acción y 2 “objetos únicos” a cada diputado.

De forma extraordinaria, y por la situación política, se complementa la sesión con la “Expansión Bruselas”. Los diputados ausentes por estar presos disponen de una versión de “La fuga de Colditz” a partir de la cual pueden participar de la sesión.

2La votación para elegir la Mesa

La Mesa de Edad tira cuatro dados de seis caras. Si logra “dos éxitos” (un “éxito” es un resultado de 5 o 6, excepto si tienen la carta de “dado bendecido”, que permite que el 4 también sea considerado “éxito”) la propia mesa puede elegir al presidente, a los dos vicepresidentes y a los cuatro secretarios.

Si la tirada es errónea, la oposición puede escoger a al menos uno de los secretarios.

En ese momento, el presidente de España (Mariano Rajoy) irrumpe en la cámara con bocadillos de Nutella y vasos con naranjada “por si alguien tiene hambre”. Este paso sólo sirve para controlar los movimientos de los diputados catalanes y para que el presidente español se quede tranquilo respecto a lo que están haciendo.

El presidente español preguntará “quién va ganando” y los diputados catalanes deben hacer como que no le oyen.

El presidente de la Mesa. Logrará ser elegido el parlamentario que obtenga mayoría absoluta de los votos tras cinco turnos. En caso de que no obtenga la mayoría de los votos, se pueden alargar las votaciones añadiendo turnos. Sin embargo, a los ocho turnos se avanza una casilla en el “medidor de terror”, que indica la inestabilidad del Parlamento. En el tablero de la República, cierran las casillas “Almacén” y “Tienda de Magia”.

Los vicepresidentes. La votación de los vicepresidentes se hace de forma similar con la salvedad de que disponen de tres “comodines” que hacen el proceso algo más flexible.

En este momento el presidente de España (Mariano Rajoy) puede volver a entrar en la cámara con tazas de chocolate que “casualmente” ha preparado. La intención de este gesto político no es otra revisar que todo sigue correcto y los diputados catalanes no han hecho ninguna trastada.

3El Parlament de la nueva legislatura

Tras ser elegidos, los nuevos miembros de la Mesa ocupan sus puestos. Es momento de que desarrollen sus fichas de parlamentario y repartan sus “habilidades” hasta un máximo de diez que pueden disribuir entre “carisma”, “oratoria”, “fuerza”, “sigilo”, etc.

Tradicionalmente algún diputado revisa el manual en este momento y expresa su convicción de que se ha hecho todo mal hasta ese momento.

Mariano Rajoy asoma por la puerta preguntando con voz dulce “¿Quién quiere palomitaaaas?”. Se espera que los diputados catalanes rechacen la oferta y pongan la música alta.

Se espera asimismo que los diputados coloquen lazos amarillos en las casillas “Más allá del tiempo y el espacio” en referencia a los políticos encarcelados o que están fuera del país.

4Ocho días para formar los grupos

Los grupos parlamentarios tienen para formarse ocho días hábiles desde el día siguiente de la constitución del Parlamento catalán. Todos los grupos deben ser equilibrados y disponer de al menos varios perfiles con “poder mágico”, “cordura”, “salud” y “objetos únicos” o “encantamientos”.

Durante esos días, el presidente español (Mariano Rajoy) puede llamar a alguno de los grupos para preguntar cuándo vuelve a ser la próxima “quedada de esas vuestras” con la intención de comprar aperitivos. El gesto de amabilidad es sólo un pretexto para conocer la agenda de los diputados catalanes.

5Diez días para proponer candidatos

Tras la constitución de la Cámara catalana se abre un plazo de 10 días hábiles en los que el presidente de la Institución abre consultas con los grupos parlamentarios para proponer un candidato o candidata para ser investido presidente o presidenta de la Generalitat (Master).

El que es ahora mismo presidente en funciones (Mariano Rajoy) puede proponer unas nuevas normas en cualquier momento e incluso sustituir el tablero “República catalana” por otro, obligando a los diputados a regresar al primer turno o “elecciones” insistiendo en que es “divertido”.