Un episodio de violencia acaecido en la tarde de ayer en un céntrico barrio de León se ha saldado con una víctima mortal después de que el agresor la ahogase utilizando un cojín con la frase “Don’t worry be happy”. La policía busca en estos momentos al sospechoso, que según los testigos lleva puesta una camiseta rosa palo con la frase “Mamá, tu sonrisa es la mejor”.

Según varios vecinos, en el momento de los hechos se escucharon gritos de “Sé tú mismo” y “Despierta a tu niño interior” en el domicilio donde se produjo la agresión, motivo por el que se alertó a las autoridades. Cuando los agentes se personaron en la vivienda ya era demasiado tarde, a pesar de que un cuadro en la entrada del piso insistía en que “nunca es demasiado tarde”.

El auto de la policía apunta a que la víctima se resistió y llegó a golpear a su agresor con una taza con la frase “quiero ser tu primera sonrisa del día”, pero entonces el agresor cogió otro cojín, éste con la frase “Hoy es un buen día para sonreír”, y la redujo hasta que la ahogó utilizando también el cojín de “Don’t worry be happy”.

La policía científica también investiga unas gotas de sangre en el felpudo con la frase “This is my happy place”, que podrían pertenecer al agresor y que serían clave para encontrarlo aunque, como confirman los expertos, “para encontrar lo que buscas primero tienes que encontrarte a ti mismo”.