Bien es sabido que una imagen vale más que mil palabras. Olvídate de datos engorrosos como precios de alquiler, metros cuadrados o kilovatios de consumo energético. Nadie entra a una vivienda si antes ésta no le ha entrado por los ojos. Hoy ofrecemos una selección de las mejores imágenes del portal inmobiliario de referencia.

Abrimos boca con esta vivienda ubicada en la localidad cántabra de Santillana del Mar. Aunque ahora se encuentra deshabitada, en otros tiempos fue invadida por diversos grupos de okupas que aportaron un toque moderno a la decoración, adornando las paredes con grafitis de carácter étnico. El fotógrafo ha sabido captar la magia del inmueble, sobre todo si tenemos en cuenta que está prohibido sacar fotos en su interior, demostrando que, a pesar de tratarse de un piso de renta antigua, incluso arcaica, se encuentra en perfecto estado de conservación.


Incluimos esta imagen no por su calidad, sino por su osadía. Este caradura de El Cairo no tiene reparos a la hora de compartir documentos gráficos de una aberración como ésta, sin ventanas y totalmente apartada de la zona comercial. El propietario ni siquiera se molesta en recurrir a los filtros de Instagram para disimular el bochornoso deterioro de la fachada. Nadie en su sano juicio se acercaría voluntariamente a una edificación como ésta.


Diego de Sevilla, en un alarde de originalidad, recrea el momento en que el casero hará entrega de las llaves del piso. Sugerimos prestar especial atención a cómo todos los elementos de la imagen contribuyen a propiciar ese clima de inauguración: El humo de la barbacoa encendida, al fondo. Los amigos del nuevo inquilino preparando los pinchitos morunos y esgrimiendo los abrelatas. Las trazas de caballos (aún por montar) como símbolo de la obligación ineludible de recurrir a Ikea para amueblar la casa.


Francisco de Zaragoza nos deleita con esta imagen en la que es obligado destacar la riqueza de texturas y una afortunada elección de tonos ocres que confiere a la vivienda un toque rústico. Obsérvese la sutileza con la que Francisco resalta la generosa altura de los techos y, simultáneamente, nos informa de que las mascotas están permitidas en el piso.


Duchamp1887 centra todos sus esfuerzos en exhibir su cuarto de baño. La posición vertical del urinario puede ser interpretada como una invitación para ese sector del público masculino que tiene que hacer sus necesidades a primera hora de la mañana, antes de que se le baje la erección. Se trata de una fotografía con un mensaje claro: No alquiles habitación en este piso a menos que quieras despertarte con el aliento de Duchamp1887 cosquilleando tu nuca.


El usuario E. Hopper nos ofrece esta magnífica vivienda minimalista y lo hace con una foto preciosa, alejándose de esas burdas instantáneas improvisadas con el móvil. El cadáver sobre el colchón aporta una nota de color al conjunto. Sin duda un modelo a seguir.


A pesar de figurar como afincado en Nueva York, el usuario Rothko ha optado por colgar la bandera de España no sólo en su balcón, sino también en el anuncio de Idealista. No pasa desapercibida su decisión de eliminar una de las dos franjas rojas de la insignia. Quizá el sol incide con mayor virulencia en la parte superior del balcón, destiñendo dicho fragmento de la bandera, o puede que la simbología de la original le pareciese demasiado equidistante para lanzar un mensaje provisto de cierta implicación.