Estos diez famosos lo tienen todo. Son ricos, son glamurosos y son admirados por millones de personas. Pero, aunque parezcan perfectos, todos ellos tienen algo en común: si fueran españoles, serían laístas.

1Beyoncé.


La exitosa cantante, en caso de ser española, diría cosas como “Yo a mis fans las regalo entradas porque son las mejores”.

2Tom Cruise.


El actor de Misión Imposible, todo un filántropo, sería el típico que dice que “Ponla más comida, que no se quede con hambre”.

3Arnold Schwarzenneger.


El musculoso exgobernador de California nos haría pitar los oídos en sus entrevistas por culpa de cosas como “Y yo la dije: Sayonara, baby”.

4J.K. Rowling.


La admirada escritora no vendería tantos libros si fuera española porque escribiría frases tipo “Harry Potter la cogió la varita y la hizo un truco de magia”.

5Kim Kardashian.


Todo el glamour de esta estrella desaparecería al oírle decir “La pago lo que sea pero yo quiero esas tetas”. ¿O deberíamos decir “al oírla decir”?

6Bruno Mars.


En caso de ser español, este cantante hablaría muy diferente: “Payo, la robo la moto y la robo a la novia si quiero”.

7Ryan Gosling.


El actor de La La Land ya es laísta, pero si fuera español sería leísta y habría protagonizado Le Le Lend.

8Alejandro Sanz.


Si fuera español, además de no poner tildes, el cantante estaría siempre repitiendo “las doy todo mi amor a mis fans y la que diga que no la reviento toda la cara”.

9Donald Trump.


Si en lugar de en Nueva York hubiera nacido en Cartagena, el presidente de Estados Unidos amenazaría con “La pego dos yoyas que la tiemblan las orejas” o “Chocho, si me sale del coño las lanzamos una bomba a las dos Coreas y punto”.

10Martin Luther King Jr.


El icónico discurso de este pastor no habría calado tanto en la sociedad estadounidense si hubiera sido español porque habría estado plagado de laísmos. “Las voy a explicar un sueño que tuve anoche que las va a encantar”. Además, habría confundido el uso de “deber de” con el de “deber” a secas.