Después del éxito del vídeo de Christian Flores para la web Playground titulado “Velaske, ¿yo soy guapa?”, el Museo del Prado ha decidido rescatar el cuadro de Las Meninas del sótano en el que estaba para exponerlo en la sala 012 de la planta número uno. “Ha tardado años, trescientos años, pero al fin se ha hecho viral”, reconocen desde la dirección del museo. “Lástima que Velázquez no haya podido llegar en vida a ‘trending topic'”, añaden.

En pocas horas, cerca de 2500 seguidores de este “trap” al óleo sobre lienzo han visitado el museo. La mayoría de ellos se ha quejado de que en el cartel que hay debajo del cuadro aparezca el nombre de Diego Velázquez en lugar de “Veslaske”, que es el modo correcto de escribirlo. “Ade+ sta mal porke Velaske no es l autor, es el personaje dl pintor!!! el autor es @chraetian, ya podrian mirarlo antes ke no??”, ha protestado un tuitero esta mañana. De hecho, las acusaciones de plagio se han sucedido en las redes y miles de personas han cargado contra los responsables del Prado por copiar un éxito viral de Internet para ganar visitas. El linchamiento ha hecho que el director del museo, Miguel Falomir, se haya planteado incluso su dimisión.

Además, las nuevas generaciones consideran que este “burdo plagio” no está a la altura de la obra original, pues en el cuadro expuesto las bocas de los personajes no están ni siquiera animadas y no se corresponden con la pieza en la que se inspira. “Si los personajes no hablan, se pierde toda la esencia de este genio”, se quejan los expertos en Historia del Arte de la web Forocoches. “Sin la infanta Margarita preguntando a Velaske si es guapa, la obra queda incompleta”, agregan los estudiosos, aunque reconocen que la traslación de un éxito de la red a las artes plásticas no es sencilla.

“Tendrá ke venir el niño de Sevilla a subir el nivel porque este póster es una mierda”, escribía un fan de “Velaske” en el libro de visitas del museo.