Inés Arrimadas, madre de catalanes, sobrevuela con su dragón Liberalius las colas de votantes para asegurarse de que todo discurre con total normalidad

“NO TE QUEDES EN CASA, SAL A VOTAR CON EL CORAZÓN POR EL FUTURO Y LA CONVIVENCIA... ¡AAAAAGHHHHH! ¡IIIIIIIIHHH!”, HA GRITADO DESDE EL CIELO LA CANDIDATA NARANJA.