En un avance que proporciona una nueva visión del origen de los habitantes de la Península, un equipo de paleontólogos y arqueólogos ha presentado esta semana en la revista Nature una serie de evidencias que indican que los primeros españoles llegaron al país en una patera, de la que se han encontrado restos fósiles en Atapuerca.

“Hacía años que sospechábamos que los españoles no son de aquí”, ha explicado el paleontólogo español Juan Luis Arsuaga, señalando que los primeros homínidos llegaron a España en una patera “tosca y de piedra” pero no tan distinta a las actuales.

“Estos hombres primitivos atravesaron el estrecho de Gibraltar de forma precaria y tras ser víctimas de las mafias de homínidos del norte de África”, explica Arsuaga, especificando que las primeras pateras que llegaron a España datarían de hace 900.000 años.

Los datos sugieren que estos españoles que llegaron hace casi un millón de años años fueron olvidando que eran inmigrantes y pasaron a sentirse plenamente españoles cuando reconocieron a otros inmigrantes que no eran de los suyos.

“Todos somos descendientes de alguien que llegó en patera en dirección a otros países de Europa”, insiste Arsuaga.

Tras este hallazgo, un equipo de paleontólogos tratará de encontrar los fósiles de las pateras con las que llegaron a tierra los primeros dinosaurios hace millones de años.