Tras el encarcelamiento de Oriol Junqueras y otros ocho ex consejeros del Govern, varios sectores independentistas encabezados por Òmnium Cultural han redoblado sus esfuerzos por transmitir al extranjero el “insoportable clima de represión” que se sufre en España. Para ello, han recurrido a imágenes del programa El Hormiguero, de Antena 3, en las que se pueden apreciar, según los denunciantes, “escenas de humillación pública y comentarios machistas propios de un régimen dictatorial”.

“Cada día, en España, personas inocentes son sometidas a crueles experimentos que recuerdan a los episodios más oscuros de la Historia de Europa”, asegura Òmnium Cultural en un comunicado. “¿Va a quedarse callada la comunidad internacional ante esta situación?”, pregunta la organización independentista, que replica así a quienes acusaban al canal autonómico catalán de adoctrinar a la población.

La selección de escenas, que incluye experimentos con famosos totalmente desorientados “y que no saben qué están haciendo ni por qué”, así como varios comentarios machistas del presentador dirigidos a Blanca Suárez, Mónica Carrillo o Alessandra Ambrosio, termina con la ya conocida frase “Help Catalonia” sobre los rostros y las risas inquietantes de las hormigas Trancas y Barrancas.

La denuncia de los independentistas no ha tardado en generar reacciones. El comisario de derechos humanos del Consejo de Europa, Nils Muiznieks, ha pedido explicaciones a España “por estas imágenes que se han visto” en las que, según sus propias palabras, “se aprecia a un público bajo los efectos de las drogas excitado ante un macabro espectáculo infantil inquietante e impropio de una sociedad desarrollada”.