“Dicen que estoy un poco verde”, reconocía esta mañana el batería y exbeatle Ringo Starr después de haberse presentado a un casting para tocar en un grupo tributo a The Beatles y ser rechazado. Ni siquiera ha logrado convencer a la banda para ingresar en ella en calidad de quinto beatle, “sin ni siquiera tener que tocar”.

Starr creyó que el hecho de haber formado parte del grupo original “era un punto a favor, pensaba que al menos me recibirían con cariño”. Sin embargo, el músico ha perdido toda la mañana esperando su turno y luego su prueba no ha durado más de treinta segundos. “Elegí Octopus’s Garden porque era mía, creo, y a toro pasado me he dado cuenta de que ha sido mala idea porque la canción es muy mala”, declara el exbeatle. “Me han dicho que un pulpo con baquetas les valdría, pero que yo no”, añade.

“El chaval al que han elegido para hacer de Lennon no estaba ni muerto como el original, no sé por qué han sido tan exigentes conmigo, Paul y John no tenían tantos reparos cuando empezamos”, argumenta el batería.

Ringo Starr no descarta ahora montar una banda tributo a Ringo Starr integrada por él mismo.