Pensar en la Navidad es pensar en familia, amigos, cenas, polvorones, turrones, villancicos… y en el ‘Sorteo Extraordinario de Navidad’, que se celebra cada 22 de diciembre. Repasamos los anuncios que más han tocado la fibra del espectador en los últimos años.

6Justino y la fábrica de maniquíes (2015)

Quizá sea el spot más emotivo de la última década. Está protagonizado por un entrañable abuelo que sólo tiene un amigo: Jerbo. Jerbo es un ratón que vive en la fábrica de maniquíes en la que trabaja Justino y le pide que compre lotería. “No, no quiero comprar lotería”, dice Justino, y Jerbo se enfada y le muerde y se retuerce de pura rabia hasta el punto de que decide marcharse de la fábrica y abandonar a Justino, que pierde la cordura y empieza a relacionarse de forma macabra con los maniquíes y les pide perdón tratando de recuperar a Jerbo.

5El mayor premio es compartirlo (2014)

Dirigida por el cineasta Santiago Zannou, las historias personales fueron la baza de este spot. Protagonizada por Manuel, un hombre que baja al bar de su barrio donde a todo el mundo menos a él le ha tocado la lotería. Sin embargo, allí le esperaba una sorpresa, el camarero le regala uno de los décimos premiados. Ambos, Manuel y Antonio, abandonan a sus familias y el spot se prolonga durante 45 minutos más donde se nos muestra su vida en común: el dinero de la lotería les ha dado el valor que necesitaban para asumir su propia sexualidad.

4Pon tus sueños a jugar (2013)

Sin duda, uno de los más polémicos de los últimos años, y que dio pie a todo tipo de memes. Los promotores de Loterías y Apuestas del Estado decidieron apostar por varias caras conocidas como Niña Patori, Marta Sánchez, David Bustamante, Raphael y Monserrat Caballé. El spot que se emitió en televisión duraba un minuto pero existía una edición más larga, de 48 meses, que finalizará este diciembre y que seguía (y sigue) en tiempo real al artista Raphael en su día a día. Un fiasco, porque Raphael apenas habla de la lotería en su vida diaria.

3Fabra (2007)

Emocionante anuncio el de ese año, en el que el premio de la lotería vuelve a casa de Fabra por Navidad, como cada año.

2El adiós del ‘Calvo de la Lotería’ (2005)

Fue el último año que pudimos ver a Clive Arrindell protagonizando la esperada campaña después de que en el anuncio apareciera confesando que se había masturbado delante de algunas mujeres. “Mi excusa es que les pedía permiso, pero no me daba cuenta del poder que tenía sobre ellas en tanto que calvo de la lotería y la admiración que despertaba probablemente les impedía negarse a mi petición. Llevo años repartiendo suerte como he querido y me ha apetecido y ahora ha llegado el momento de dar un paso atrás”, decía en el anuncio. La compra de lotería bajó un 45% ese año pero son muchos los que recuerdan los anuncios del calvo con nostalgia.

1Bárcenas (2004)

Es uno de los más misteriosos que se recuerdan, aunque recibió muchísimos premios en festivales publicitarios y cinematográficos por su emotividad, su originalidad y su ejecución. El calvo de la lotería, ataviado con un tupé, se pasea por la calle susurrando “La suerte, la suerte…” y recibiendo maletines llenos de dinero de señores maduros con traje. Al final del anuncio, entre una nube de purpurina, el calvo de la lotería deja dentro de un calcetín un sobre lleno de dinero en el que escribe ‘M. Rajoy’. ¡Seguro que lloraste viéndolo!