Los expertos no saben el motivo del fenómeno, pero cientos de personas que se quedaron dormidas en sus colchonetas han aparecido hoy varadas en las costas de Galicia, según han informado medios locales. “Hemos recibido muchas alertas tanto de parte de pescadores como de algunos curiosos que paseaban por la playa y veían a gente roncando plácidamente sobre las colchonetas o a gente medio despierta y preguntando por sus familias”, explica un agente de la guardia costera.

Cientos de voluntarios se han acercado a las costas con cubos de agua para mantener húmeda la piel de estos bañistas que se quedaron dormidos encima de sus colchonetas el pasado verano y fueron arrastrados por las corrientes marinas. Generalmente son conducidos a alta mar, donde se reúnen en grandes manadas para seguir durmiendo durante meses sin regresar jamás a la costa, siguiendo un curso natural que va de año a año. “Aunque es un espectáculo ver a todas estas personas dormitar y darse la vuelta en sus colchonetas quejándose del ruido, lo mejor es devolverlas a su hábitat, al agua”, explica un científico que se ha acercado a Galicia para supervisar a los voluntarios.

“Es normal que se desorienten y acaben varados porque están dormidos y no vigilan por dónde van”, explica el experto. Se espera que las personas que están en las colchonetas sean capaces por sí solas de desencallar y regresar al océano.