Aprovechando que Netflix ha despedido al actor Kevin Spacey por los abusos sexuales de los que ha sido acusado estos días y que, a causa del escándalo, su caché ha bajado notablemente, Televisión Española no ha tardado en incorporar al intérprete norteamericano para que presente un programa nocturno “y muy canalla” a partir del mes que viene.

“Teníamos a Javier Cárdenas, teníamos a Carlos Herrera, esta semana también incorporamos a Salvador Sostres… sólo faltaba él”, admitía esta mañana el canal público en una nota de prensa sin ocultar que el actor viene a llenar el hueco que dejó la marcha de Bertín Osborne. Spacey ha confirmado su fichaje esta misma tarde, asegurando que ya se siente “como en casa, rodeado de profesionales con los que me identifico”. El actor cree que TVE es “el único canal en el que hoy en día se me permitirá el grado de libertad del que ya no dispongo en Estados Unidos”.

El intérprete que encarnó al protagonista de Sospechosos Habituales dispondrá de “un nutrido equipo de funcionarios”, en su mayoría procedentes del programa Club Disney, para llevar a cabo “un proyecto televisivo joven, gamberro, atrevido y de envergadura”.

El productor del nuevo espacio, Harvey Weinstein, filtraba hoy mismo que el nuevo show de Spacey costará unos 50 mil euros por programa.