Museo del chocolate

«Salí con hambre porque no te dejan morder las figuras»

★★

Hay algunas figuras hechas de chocolate que son realmente impresionantes, pero si tratas de comértelas el maleducado personal del museo se te echa encima y comienza a hacerte la vida imposible. Entré con hambre y salí más hambriento que nunca. Está bien que te expliquen cosas sobre el chocolate, pero yo lo que quería era comérmelo y no tener que salir corriendo con una figura de chocolate en la mano mientras me perseguía el personal de seguridad.

RAFAEL CAMUÑAS


Hotel W Barcelona

«Todavía me queda ir al X, al Y y al Z, pero de momento es mi favorito»

★★★★★

Tras haber estado en los 23 anteriores, tengo que reconocer que el Hotel W es de mis preferidos hasta ahora. Lejos han quedado ya mis malas experiencias en el Hotel A, Hotel F o mi estancia traumática en el Hotel Ñ. No me sentía tan a gusto en un hotel desde mi estancia de hace cinco días en el Hotel R.

FRANCISCO PEREIRO


Mirador de Cerdanyola

«Muy incómodo»

★★

El pasado fin de semana mi pareja y yo decidimos visitar Cerdanyola para disfrutar de un día de descanso. Lamentablemente, un señor con una mano en el interior de su bolsillo no dejó de mirarnos durante toda la tarde. Tratamos de huir de él pero nos perseguía siempre con la mirada muy fija en nosotros y la mano en el bolsillo. Tras varias horas soportando el peso de sus ojos sobre nosotros, tuvimos que volver a casa sin poder ver nada de la zona. Una pena.

ANALIA PETACA


Coctelería Merbeyé

«La coctelería no está mal, pero el tío con el que fui es un brasas»

★★★

Situado en la ladera del Tibidabo, el sitio tiene su encanto. Por desgracia acudí después de dejar a un pesado que no dejaba de insistirme en que fuera a probar el asiento de atrás de su Cadillac de segunda mano. El coche olía a licor y a cerrado, exactamente igual que su aliento. Durante todo el tiempo que estuve con él, se mostraba ausente, como si se hubiera fumado algo raro, y no dejaba de hablarme de ir a LA. Si vuelvo, primero me aseguraré de que ese loco no está dormido borracho bajo las palmeras.

CRISTINA RUBIALES


La Ciutadella

«Llevo tres días encerrada y no me dejan salir»

(Traducción automática) Yo entra hace tres días mientras practicaba hiking y me sorprende para bien por su zona verde imperiosa. Yo rento una barca de remos y pierde noción temporal rodeada de patosidades. De pronto me encuentra sorprendida por la ausencia de otros caminantes ejercitándose en el parque. Yo sola por completamente. Trato de salir pero las puertas se encuentran cerradas y un cordón de los Lads de Set-Squares policía catalana custodían la puerta. No puede salir. Por favor ayuda.

BRENDA WALSH

El Mundo Today publica cada viernes en la revista OnBarcelona de El Periódico una selección de las reseñas que la capital catalana recibe en internet.