Después de comprobar que muchos conductores españoles se agregan a Facebook y organizan cenas a las que se ven un poco forzados a asistir por haber firmado un parte amistoso entre ellos, las aseguradoras han querido clarificar esta semana que no es necesario tomarse tantas molestias. “Lo de ‘amistoso’ es una forma de hablar, no hace falta invitar a tu boda al tipo que te ha dado por detrás”, explica un portavoz de Estamos Seguros.

“Viene bien que lo aclaren porque, cuando oía aquello de que los amigos se pueden contar con los dedos de una mano, yo siempre replicaba ‘será que conduces de puta madre’”, confiesa un automovilista cuya cuenta de Facebook incluye un 80% de amigos a los que conoció tras un percance en la carretera.

“¿Va en serio esto? ¿Me puedo divorciar entonces de mi marido? Me casé con él por un parte amistoso que se complicó a parte de prometidos y luego a parte por la Iglesia”, pregunta a Estamos Seguros otra española sorprendida por las aclaraciones de las aseguradoras y que “sólo quería hacer las cosas bien porque me considero una buena conductora”. Aunque dice que no tiene apenas nada en común con su marido, reconoce que “el choque hace el cariño”.

Otros automovilistas han preguntado si existe la figura del “parte amistoso con derecho a roce”, algo que por el momento no se ha implementado al menos en nuestro país.