Danone ha presentado hoy su nueva gama de productos lácteos Actimel, pensados para reforzar el sistema inmunológico fortaleciendo las defensas del organismo. Esta vez, el fabricante ha decidido añadir pinchos de acero a la fórmula original del producto para que las bacterias L. Casei Imunitass “puedan pinchar a cualquier organismo nocivo y erradicarlo”.

“No es una metáfora, estamos hablando de quince pinchos de acero inoxidable de seis centímetros de longitud que flotan en el líquido y que hay que ingerir a poder ser de un solo trago”, explica la marca en su página web oficial. “Puede que cueste acostumbrarse al principio, pero si queremos estar preparados en tiempos de frío y cambios bruscos de temperatura, es lo que hay”, añade.

Danone insiste en que “la guerra contra el estrés, la debilidad y las amenazas externas ya no puede librarse sólo a nivel de microorganismos”. La compañía de alimentación apela a los consumidores que creen que “la salud es más importante que el postre lácteo en sí mismo” y que entienden que beber Actimel es “un medio para un fin superior, que es reforzar las defensas de una vez para que estos hijos de puta abandonen la lucha y nos dejen en paz”, insiste Danone. “Tienes que ser consciente de que se está librando una guerra en el interior de tu organismo, una guerra entre tus defensas y el enemigo, entre la vida y la muerte, entre el bienestar y la barbarie”, señala.

“Ya está bien de bacterias y de bolitas de colores. Esta vez lo daremos todo, atacaremos con todo lo que tengamos. De momento serán pinchos, pero si continúan los resfriados añadiremos clavos, hierros oxidados y lo que sea necesario”, asegura la marca para dejar claro su compromiso con el bienestar de tu organismo. “El organismo es lo primero, luego ya, a nivel secundario, está el sabor”, dicen desde Danone.

El nuevo Actimel saldrá a la venta mañana en España y se presenta como “el arma química definitiva que blindará tu organismo contra los microbios y los hijos de la gran puta”.