Tras años sin vender ni un solo cuadro, y admitiendo que su estrategia comercial es “mejorable”, el Museo del Louvre ha querido adaptarse a las nuevas estrategias del mercado y ha bajado en 100 millones el precio de La Gioconda durante todo el día de hoy, coincidiendo con el Black Friday.

La famosa obra de Leonardo da Vinci, que tiene un valor estimado de $713 millones, podrá adquirirse sólo durante el día de hoy por poco más de $600 millones. Las colas en el museo nacional francés se han multiplicado y muchos amantes del arte llevan esperando en sus puertas desde la pasada madrugada, confirmando que la oferta ha sido una buena idea.

“Llevaba tiempo interesado en esta pintura pero hasta ahora su precio me resultaba inaccesible”, explica uno de los clientes. “Tengo un marco de 77×53 centímetros en casa en el que este cuadro encajaría perfectamente”, apunta otro, que llevaba “años visitado el museo para ver la pintura pero nunca me decidía, salía con las manos vacías y el problema siempre era el precio, que era bastante alto”.

La obra pictórica del autor renacentista italiano ya ha sido trasladada a la tienda de souvenirs del museo, donde se mantendrá hasta que el primero que llegue la compre. “¡Nos hemos vueltos locos! ¡Llegan los superprecios del Louvre esta semana!”, insiste la campaña de publicidad. “Compra La Mona Lisa y llévate totalmente gratis La Virgen del canciller Rolin”, se puede leer en numerosas marquesinas parisinas.

Tras largas colas y algunos momentos de tensión, a última hora de la tarde la dirección del museo ha anunciado la venta de su cuadro más emblemático a un comprador de Internet. “Nuestro repartidor ya ha salido con el cuadro en la bicicleta hacia el domicilio de su nuevo dueño”, han informado. El afortunado ha prometido colgar en Youtube un “unboxing” de la pieza con su correspondiente crítica. “Dicen que es resistente al agua, veremos si es verdad”, dice.