Asegurando que “así no se puede trabajar”, el fantasma que cada noche planea tocarte en la espalda o susurrarte cosas horribles mientras vas al baño a oscuras lamenta que siempre vayas canturreando o silbando para asustarle, según él mismo ha informado a los periodistas.

“¿Es que no puede ir caminando en silencio para que yo simplemente pueda mover las cosas del pasillo y matarle de miedo? Joder”, se queja el fantasma. “Veo que se despierta y que sale al pasillo y, justo cuando voy a asustarle, tararea con esa voz horrible, es espeluznante”, explica.

“Siempre va silbando, mostrándose muy confiado y moviendo mucho los brazos, como si yo no estuviera ahí”, lamenta el espectro, que preferiría que le hicieras caso, aunque aprecia el hecho de que vayas por el pasillo a paso ligero, sin entretenerte, dejando claro que eres consciente de su presencia.

“Sólo quiero molestar un poco y decir ‘Bu’, aterrarle y ya está, pero no, tiene que ir moviéndose por ahí como un alma en pena y dando miedo a los seres paranormales que estamos a oscuras esperándole en el pasillo”, dice el espectro que vive en tu casa desde hace años. Según explica, aún tiene pesadillas de cuando diste alaridos porque ibas caminando por el pasillo y te golpeaste el dedo meñique del pie con la bicicleta estática.

El fantasma ha anunciado que esta noche se limitará a contemplar desde los pies de la cama cómo duermes, como hace siempre, con la esperanza de que saques sin querer una pierna por debajo de las sábanas para poder morderla.