“Compra antes de que le toque a un catalán”. Este es el lema por el que ha apostado este año Loterías y Apuestas del Estado para promocionar el Sorteo Extraordinario de Navidad. Los responsables del anuncio, estrenado esta mañana, son conscientes de que “no arrastrará muchas ventas en Cataluña” pero están seguros de que en el resto del país motivará incluso a los más escépticos con el azar.

“Las colas de Doña Manolita llegan hasta Valdebebas, siempre hay mucha gente pero esto no había pasado nunca”, informaba esta tarde uno de los responsables de esta emblemática administración de Lotería de Madrid. Muchos españoles se han desplazado incluso a la comunidad catalana para hacerse con todos los décimos que han podido comprar con el objetivo de llevárselos fuera del alcance de los catalanes.

“Si le toca a un independentista me muero, vamos, sería una humillación para todos”, comenta uno de los compradores, que agradece el anuncio “porque no se me había ocurrido que esto pudiera llegar a pasar”. La CUP ha asegurado que ya dispone de varios décimos del sorteo “con el que cada año los catalanes intentamos recuperar al menos una parte de lo que nos roba Madrid”. Una estrategia que, según admiten, nunca ha acabado de funcionar “porque siempre gastamos más en décimos de lo que luego el resto de España nos devuelve”.

En Cataluña, la campaña ha indignado a gran parte de la población, que se considera “muy castigada ya por los anuncios de Estrella Damm”.