Esta mañana se han vivido momentos de alarma y confusión en El Corte Inglés de Las Palmas de Gran Canaria: hasta doce personas han resultado heridas de gravedad tras pasar por la zona de muestra de los espráis de defensa personal situada en la planta baja.

“Las dependientas comenzaron a ofrecer muestras gratuitas a los clientes y éstos enseguida empezaron a desplomarse por el suelo gritando y llevándose las manos a los ojos”, explica un testigo presencial que salió ileso gracias a que, en ese momento, disfrutaba de la prueba gratuita de una máscara de gas.

Aunque la mayoría de las víctimas sólo sufrió irritación en los ojos, una mujer y dos hombres tuvieron que ser trasladados de urgencia al Hospital Universitario con ceguera temporal, siendo los que revisten más gravedad según los médicos. De las personas que pudieron probar el producto y confirmar su eficacia, ninguna de ellas lo acabó comprando al considerar que “¡Oh Dios Santo! ¡Mis ojos! ¡Mis ojos!”.

La dirección de El Corte Inglés ya ha anunciado que no seguirá ofreciendo muestras gratuitas de sus aerosoles de defensa personal a no ser que alguien se acerque con malas intenciones a sus dependientas. “Nos gusta que nuestros clientes puedan probar los productos antes de comprarlos, pero si se los tienen que llevar en ambulancia no compran y la acción publicitaria fracasa”, reconocen.

No se vivía una situación semejante desde que, en un mercado no muy alejado de este establecimiento, se desencadenó una multitudinaria orgía debido a una muestra gratuita de burundanga.